Impacto desigual: el MINER mejora las infraestructuras, la calidad de vida y crea empleo pero no logra el despegue del desarrollo económico

Zaragoza, 10 de septiembre de 2019.- La Cámara de Cuentas de Aragón ha hecho público hoy el Informe de fiscalización de los planes MINER en Aragón 2010-2017, incluido en su Plan de fiscalización de 2018.

En opinión del órgano fiscalizador, el MINER ha contribuido a mejorar las  infraestructuras municipales, la calidad de vida de los habitantes y ha favorecido la  reestructuración industrial pero no ha compensado completamente la pérdida de dinamismo del sector industrial de la minería y de los sectores tradicionales en estas Comarcas. Por otro lado, la inversión ejecutada no ha sido suficiente para influir en la tendencia migratoria descendente.

Los datos generales del MINER cifran en 418 millones de euros las subvenciones concedidas desde 1998: 320 millones de euros para infraestructuras y 83 millones  para proyectos empresariales, que han creado 2.012 puestos de trabajo, a los que hay que sumar 15 millones  del Plan alternativo al MINER financiado con recursos propios del Gobierno de Aragón.

De los 87 municipios susceptibles de recibir ayudas, las recibieron efectivamente  58, mayoritariamente de las comarcas turolenses Andorra-Sierra de Arcos, Cuencas Mineras y Bajo Aragón. La población beneficiada de las tres provincias se contabiliza en 81.260 personas.

Del total destinado a infraestructuras, el 49% se dedicó a la construcción  y conservación de carreteras y obras hidráulicas de depuración y abastecimiento y  el 28% a la creación de polígonos industriales. El resto, a proyectos de hostelería y turismo y a la construcción del gaseoducto Cuencas Mineras de Teruel, fundamentalmente.

Respecto a los proyectos de construcción, adecuación y mejora de carreteras, los auditores de la Cámara señalan que el Plan MINER ha financiado el 10% de la inversión total en carreteras de Aragón entre 1999 y 2010, porcentaje que se eleva al 19% en la provincia de Teruel.

En el campo de las infraestructuras hidráulicas, se localizan los dos proyectos más cuantiosos del MINER: el recrecimiento del embalse de Santolea y la construcción del embalse de las Parras, con una inversión prevista de 27,9 millones de euros y la elevación de aguas del Ebro a Andorra, con una inversión prevista de 27 millones y que 17 años después del inicio e invertidos 25 millones, no ha concluido.

La construcción de polígonos industriales ha acaparado el 23% del total de las subvenciones del MINER. El análisis sobre la situación geográfica de los polígonos, algunos de los cuales solo distan entre si 5 o 10 kilómetros, y de su ocupación permite a la Cámara concluir que no se ha logrado la diversificación del asentamiento industrial en las distintas poblaciones ya que las empresas han preferido las localidades más grandes.

La ocupación media del suelo industrial en el periodo analizado fue del 42%; salvo Utrillas, con un porcentaje de ocupación del 77%, ni siquiera los municipios con un grado mayor de ocupación sobrepasaron el 68 % y existen ejemplos como Aliaga o Escucha sin ninguna ocupación, de lo que se deduce un sobredimensionamiento de este tipo de suelo. A fecha de realización del informe, había instaladas 126 empresas en una superficie de 110 hectáreas de las 264 disponibles.

En opinión de la Cámara, también se ha sobredimensionado el suelo acondicionado para la instalación de explotaciones ganaderas, en algunos casos sin ocupación, como sucede en Andorra, donde se invirtieron 2,4 millones de euros.

De acuerdo con el Informe de la Cámara, la construcción de los complejos de aguas termales de Ariño y Segura de Baños sí han contribuido a una mayor empleabilidad en los municipios en los que se localizan pero no a fijar población.

Los proyectos relacionados con los servicios sociales, culturales y formativos, como la construcción de la residencia para enfermos de alzheimer de Martín del Río o el proyecto ITACA, han mejorado, sobre todo,  la calidad de vida de los ciudadanos de la  zona.

Por otro lado, la subvención del MINER a proyectos empresariales (83 millones de euros) ha permitido atraer una inversión total de 598 millones, la puesta en marcha de 259 iniciativas  y la creación de 2.012 puestos de trabajo, desde 1998 hasta el año 2017. 

El impacto de estas ayudas, en las que el IAF ha actuado como entidad colaboradora en la selección de proyectos y su seguimiento, ha sido desigual. En los municipios considerados como muy afectados destaca el establecimiento de industrias del sector del papel y cartón, alimentarias, de productos metálicos y de fabricación de gres (Andorra, Utrillas).

Las ayudas empresariales se han focalizado también en otros municipios considerados limítrofes, especialmente Fraga, con un importe muy alto de proyectos en la industria hortofrutícola, Caspe o Alcañiz.

A la vista de la evolución de los proyectos de los Planes MINER y de su impacto en Aragón, la Cámara de Cuentas de Aragón recomienda incidir en el seguimiento de las actuaciones y en el estudio de las ventajas y aportaciones para la zona en la que se desarrollan. Estos estudios son una exigencia de los convenios reguladores de los Planes pero, sin embargo, no se han efectuado en años anteriores. El órgano auditor también recomienda a las administraciones autonómica y local actuaciones para incrementar el atractivo de las zonas más afectadas y favorecer el asentamiento empresarial

El Informe de fiscalización de los planes MINER en Aragón 2010-2017 ya ha sido remitido a la Comunidad Autónoma y a las Cortes de Aragón para su análisis por la ponencia designada a estos efectos, que permitirá a los diputados conocer su detalle.

Piche aquí para descargar el Informe

Pinche aquí para descargar el resumen divulgativo

Share Button

Localización

Cámara de Cuentas de Aragón en google maps

Haz clic para abrir un mapa más grande

Encuentranos en

Contacto

Cámara de Cuentas de Aragón