La Cámara de Cuentas aprueba el informe de fiscalización de la Comarca de la Ribagorza del ejercicio 2015

El órgano auditor ha fiscalizado la Cuenta de la Comarca de la Ribagorza correspondiente al  ejercicio 2015 en un informe que abarca las principales áreas económico-financieras, lo que permite llegar a una conclusión general sobre su actividad

 – La Cámara de Cuentas ha aprobado con fecha 2 de abril de 2018 el informe relativo a la fiscalización de la Cuenta General de la Comarca de la Ribagorza, correspondiente al año 2015, incluido en el Programa de fiscalización de 2016. Este informe se encuentra plenamente disponible desde hoy en el portal de la institución (www.camaracuentasaragon.es).

Las materias que la Cámara de Cuentas ha revisado en el alcance de este trabajo de fiscalización afectan a la totalidad de la gestión de la entidad. Así, el organismo de fiscalización ha verificado, en primer lugar, si las cuentas anuales de 2015 fueron elaboradas y presentadas de acuerdo con los principios y criterios contables previstos en el Plan General de Contabilidad Pública adaptado a la administración local, para posteriormente analizar en profundidad la ejecución del presupuesto de la entidad, la gestión de personal, la contratación, las subvenciones, la morosidad y el sistema de control interno implantado en la Comarca. El informe también contiene un trabajo de seguimiento de las recomendaciones que se formularon en el Informe correspondiente al ejercicio 2011.

Los resultados de la fiscalización se presentan en dos apartados en el informe que recogen las conclusiones de la auditoría financiera realizada, por un lado, y el resultado de la verificación del cumplimiento de la legalidad, por otro. En el primero de ellos, la Cámara de Cuentas declara que la Cuenta rendida expresa en todos los aspectos significativos, la imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera a 31 de diciembre de 2.015, así como de los resultados económicos presupuestarios, de conformidad con el marco normativo de información financiera que resulta de aplicación, salvo por las incorrecciones que se detallan en el informe. Por su parte, la opinión sobre el cumplimiento de la legalidad es favorable, al haberse comprobado que las actividades, las operaciones presupuestarias y financieras, y la información reflejada en las cuentas anuales del ejercicio son conformes, en todos los aspectos, significativos con la normativa aplicable a la gestión de los fondos públicos, excepto por los incumplimientos que se señalan expresamente.

Sobre las incorreciones detectadas en la auditora financiera, que pone de manifiesto debilidades en los conceptos de la práctica contable, las principales salvedades son las siguientes:

   – El ente no dispone de un inventario general ni contable que recoja todos sus bienes y derechos por lo que no se ha podido opinar sobre el área del inmovilizado (6.349 miles de euros) que representa el 67 % del activo.

   – El resultado presupuestario, tras los ajustes de la auditoría practicada, ha empeorado el presentado por la Comarca en la Cuenta General, que pasa de 225 miles de euros a -131 miles de euros. La Cámara de Cuentas detalla en el informe estos ajustes que se refieren a la incorrecta contabilización por la Comarca de los gasto por las subvenciones concedidas (que se registraron indebidamente antes de que los beneficiarios acreditaran el derecho a cobrarlas), a la errónea contabilización en 20015 de una indemnización por un despido de 2016 (58 miles de euros) y a la improcedente contabilización de ingresos por subvenciones otorgadas a la Comarca (334 miles de euros) que esta registró a cierre del ejercicio 2015, sin que en ese momento se dieran las condiciones para su cobro

En el resultado presupuestario influye el gasto realizado por la Comarca por importe de  173 miles de euros en competencias impropias para las que no contaba con financiación específica.

   – En el área de ingresos, las cuentas de la Comarca presentaban errores que afectaban a la correcta imputación al capítulo presupuestario correcto de los ingresos procedentes de la venta de residuos o servicios, de la recaudación de tasas por estancias temporales o de venta de entradas. Estos ingresos se contabilizaban en el Capítulo 4, Transferencias corrientes, en vez de registrarse en el Capítulo 3, Tasas, precios públicos y otros ingresos, como resulta procedente. También se han advertido errores en el cálculo de los derechos pendientes de ingreso de difícil o imposible recaudación, que han sido rectificados por la Cámara de Cuentas, de manera que  la previsión de la Comarca se ha de incrementar,  pasando de -55 miles a -338 miles, cuya recaudación se estima improbable

   – En el área de gastos, la Comarca contabilizó de manera inadecuada gastos en capítulos que por su naturaleza no les correspondían  por 203 miles de euros.

   – El Remanente de tesorería se ve afectado por los distintos ajustes que realiza la Cámara de Cuentas, pasando de – 574 miles a -994 miles.

En materia de legalidad, los principales incumplimientos son los siguientes:

   – La Comarca incumplió el objetivo de estabilidad presupuestaria y la regla de gasto en el año 2015.

El periodo medio de pago de las obligaciones comerciales fue de 129 días, excediendo ampliamente el límite legal.

   –  En materia de recursos humanos, la entidad aplica inadecuadamente a su personal la normativa del régimen jurídico de los funcionarios públicos, cuando se da la circunstancia de que en su mayoría son contratados laborales y que existe aprobado un Convenio Colectivo para el personal laboral de la entidad.

De los 124 empleados públicos, solo hay un plaza para personal funcionario, el resto son todos laborales. De los 66 puestos de trabajo de la Comarca reservados a personal laboral, 19 de ellos estaban ocupados por contratos laborales temporales con una duración superior a los tres años y que, por tanto, superan la duración máxima establecida en el artículo 15 del Estatuto de los Trabajadores. A 31 de diciembre de 2015, 15 trabajadores tenían la condición de indefinidos no fijos declarados por la Comarca en ejercicios anteriores. En el año 2016 a 4 trabajadores se les reconoció esa situación.

   –  En la gestión contractual, la fiscalización ha identificado numerosas incorreciones procedimentales en los dos contratos mayores formalizados en el ejercicio. El contrato más importante que gestionó la Comarca en 2015 fue el de recogida de residuos sólidos urbanos (adjudicado en 2010 pero que supuso a la entidad gastos por 890 miles de euros en 2015). Sobre el mismo, el informe advierte de errores de la Comarca en el pago al contratista de  la revisión de precios del periodo 2013-2015.

La Comarca no publica la convocatoria de sus licitaciones ni sus resultados en la Plataforma de Contratación del Sector Público.

   –  El sistema de control interno presenta carencias importantes que se acentúan por la escasez de personal y por la existencia de unas bases de ejecución del presupuesto que se han manifestado inadecuadas para la gestión del presupuesto y de la actividad económico-financiera subyacente.

Por último, como viene siendo habitual en sus informes, la Cámara de Cuentas formula en el informe 14 recomendaciones orientadas a mejorar la organización de la Comarca del Campo de Borja, sus sistemas de control interno, la actividad económica-financiera y los procedimientos de contratación y gestión de las subvenciones de la entidad.

 

Informe completo en pdf:

Icon of Informe de Fiscalización de la Comarca de la Ribagorza. Ejercicio 2015 Informe de Fiscalización de la Comarca de la Ribagorza. Ejercicio 2015 (6.9 MiB)

 

Share Button

Localización

Cámara de Cuentas de Aragón en google maps

Haz clic para abrir un mapa más grande

Encuentranos en

Contacto

Cámara de Cuentas de Aragón