La Ponencia de la Cámara de Cuentas de las Cortes de Aragón ha analizado los informes de fiscalización de las Comarcas de Andorra-Sierra de Arcos, Campo de Borja y de la Ribagorza

Zaragoza, 28/05/2018.- La Ponencia de Relaciones con la Cámara de Cuentas de Aragón ha tratado esta mañana en las Cortes de Aragón tres informes de fiscalización del año 2015 correspondientes a las comarcas de Andorra-Sierra de Arcos, Campo de Borja y de la Ribagorza.

El presidente de la Cámara de Cuentas, Alfonso Peña, que ha comparecido acompañado por Luis Rufas, Vicepresidente de la Cámara y consejero ponente de estos tres informes, ha trasladado a los diputados algunas conclusiones generales sobre estos tres informes referidos al funcionamiento de las administraciones comarcales: En primer lugar ha señalado que la Cámara de Cuentas ha constatado en las tres comarcas “un sistema débil de control interno, que se manifiesta en servicios de secretaría e intervención muy modestos y poco estables y en que la intervención no ejerce de forma completa la función interventora y los controles financieros y de eficacia”. Después se ha referido a la situación del personal que presta servicios en las comarcas, en las que no existen relaciones de puestos de trabajo y “las plantillas se encuentran ocupadas por personal laboral, y no por funcionarios públicos como sería preceptivo, que además presenta un alto grado de temporalidad”. Para finalizar, el presidente ha calificado los sistemas de gestión de las principales áreas de la gestión comarcal como “insuficientes” y ha apuntado que las comarcas gastan su presupuesto principalmente en personal contratación y subvenciones y que los sistemas y procedimientos que utilizan para la gestión de estos tres ámbitos “no son adecuados”. En concreto, ha constatado “una gestión problemática de las subvenciones en las que se observa un abuso del procedimiento de concesión directa, problemas importantes en la justificación de su aplicación por los beneficiarios y errores contables en su imputación temporal”. 

Miguel Ángel Lafuente (PP) ha expuesto las dos posiciones que, a su juicio, se han dado en esta ponencia. “Una extremadamente comarcalista como la de CHA que ha dicho que es un muestreo y la de Ciudadanos, la contraria, que habla del desbarajuste”, ha señalado. Por otro lado, “ha dado la bienvenida” al portavoz socialista “al club de los que reconocen que fueron años difíciles” y le ha pedido “ser más serio, ya que según quien gobierna tiene una opinión”. Además, ha lamentado los incumplimientos del informe de la Ribagorza y ha destacado que el 20% del presupuesto de esta Comarca, “se destinó cosas fuera de sus competencias”, ha subrayado.

“Si algo queda claro es que las Comarcas no son un desbarajuste, sino unas entidades prestadoras de servicio cercanas al ciudadano y es que analizamos tres informes que son el resumen de un periodo muy difícil”. Así ha comenzado su valoración el socialista Alfredo Sancho, quien también ha comentado que “son entidades jóvenes que se están adaptando la normativa y al territorio”. Sancho ha destacado que “a todos les falta la RPT”, y que respecto al control interno, “falta personal”, asi como que en la delimitación entre secretaria e intervención “hay un problema”. Para finalizar, ha estimado que “la situación en 2017 en contratación y en subvenciones ha mejorado”.

Alfonso Clavería (Podemos) ha asegurado que ha detectado seis o siete características comunes. Entre ellas, la falta de inventarios de inmovilizado o la no valoración de acciones de entidades públicas comarcales. En el caso de las subvenciones, ha estimado que “no se contabilizan correctamente, ni tienen plan estratégico o incluso existen subvenciones directas sin justificación” y, por otro lado, ha lamentado que “el informe detecta una prestación de servicios que excede a sus competencias”. Para acabar, ha subrayado que donde más problemas ha visto ha sido en “la debilidad del control interno sistemático” y, por ello, ha estimado que “hay que preocuparnos por el por qué”.  

María Herrero, por parte del PAR, ha retomado la idea del diputado de Ciudadanos y ha preguntado por “si las Comarcas tienen alguna normativa diferente para contratar, porque parece que son unas entidades que puedan hacer cosas diferentes”. Por otro lado, ha apuntado a los responsables de la Cámara de Cuentas por si las cincuenta recomendaciones “suceden en varias zonas o son puntuales”. “Realmente creemos que las Comarcas son unas entidades jóvenes, lo que no les exime de lo que hagan mal, pero creemos que les falta recorrido en algunas cuestiones y pueden incurrir en  errores desde el desconocimiento”, ha finalizado.

Para Ramiro Domínguez (Ciudadanos), “son tres comarcas muy diferentes en sus sectores económicos, pero muy parecidas en población”. “Los tres informes puntualizan los mismos errores y se pueden generalizar a las 29 que faltan y es que existe cierta arbitrariedad  en la gestión y debe subsanarse”, ha señalado. “Desde 2001 hace falta una revisión de las Comarcas porque han dado muchos problemas, aunque se ha hecho una prestación de servicios muy importante”, ha expuesto este diputado que, también, ha incidido en la necesidad de “la recatalogación de puestos de trabajo”, así como del cumplimiento de la ley de transparencia.

Carmen Martínez, desde el Grupo Mixto-CHA, ha asegurado que los informes les han permitido realizar una comparativa entre las tres comarcas y, sobre ello, ha apuntado que les preocupa que “algunas partidas que tendrían que ir en una cuenta y tienen que estar en otra, y es un caso que se repite”, ha explicado. Por ello, ha preguntado por si hay poco personal para realizar la contabilidad, concretamente, partiendo de la consideración de que “en la Ribagorza había poco personal para auditoria”. Para finalizar, ha señalado que “falta el plan estratégico de subvenciones” y es algo que, a su juicio, “se tendría que hacer”.

Share Button
Etiquetado como:     , ,

Localización

Cámara de Cuentas de Aragón en google maps

Haz clic para abrir un mapa más grande

Encuentranos en

Contacto

Cámara de Cuentas de Aragón