Las entidades locales de Aragón, a la cabeza de España en rendición de cuentas a la Cámara

(Imagen: Cortes de Aragón)

El presidente de la Cámara de Cuentas de Aragón, Alfonso Peña, ha recordado esta mañana en las Cortes que las entidades locales de Aragón se encuentran a la cabeza de España en la rendición de cuentas al órgano fiscalizador. En el plazo legal establecido, que es el 15 de octubre del año siguiente al que se refieren las cuentas rendidas, el porcentaje es del 70%, y del 98% fuera de plazo. No obstante este dato positivo, el presidente de la Cámara ha insistido en que “el objetivo de la Institución es que las entidades locales rindan al 100% en plazo”, en especial, las más pequeñas, mancomunidades y entidades locales menores, que son las que presentan un porcentaje de rendición menor.

Alfonso Peña ha realizado estas declaraciones en su intervención ante la Ponencia de relaciones con la Cámara de Cuentas en la que se han presentado los Informes de fiscalización del sector público local correspondientes a los ejercicios 2016, 2017 y 2018 y en la que ha comparecido junto a la consejera de la Cámara y responsable de los informes, Rosa Montolío.

Estos informes reflejan el censo de las entidades locales aragonesas y su dimensión, el nivel de la rendición de cuentas a la Cámara y sus principales magnitudes presupuestarias; en definitiva, presentan una visión panorámica de la gestión presupuestaria en el ámbito local.

En Aragón, desde 2016, el sector público local ha pasado de 1.010 a 999 entidades locales, de las cuales, 731 son ayuntamientos. Zaragoza, el único municipio con más de 100.000 habitantes, concentra la mitad de la población de Aragón (666.880 habitantes). El resto de los habitantes, hasta alcanzar un censo de 1.308.720 personas, está disperso en municipios que, en el 96% de los casos, tienen una población igual o inferior a 5.000 habitantes.

Los ingresos de las entidades locales que rindieron sus cuentas a la Cámara en los ejercicios auditados se mantienen en cifras similares, alrededor de los 2.000 euros (1.900 millones en 2016, 2.015 en 2017 y 2.044 millones en 2018). Lo mismo ocurre con los gastos que, en términos generales, se sitúan sobre los a 1.800 millones (1.847 en 2018, un 1,7% menos que en el año anterior).

Por habitante, el gasto medio en Aragón también es similar en los tres ejercicios, 667 euros por habitante en 2016 y 2017 y de 698 euros, en 2018. En los extremos, la capital aragonesa presenta el gasto por habitante menor, mientras que son los pequeños municipios de hasta 100 habitantes, los que tienen un mayor gasto.

En el cómputo global, destaca el peso presupuestario de Zaragoza cuyos ingresos y gastos representan el 50% del total del sector municipal.

Con todo, el resultado presupuestario ajustado para el conjunto de entidades locales en los tres ejercicios auditados refleja que los recursos obtenidos fueron suficientes para atender las necesidades que se presentaron, con un resultado positivo de 180 millones en 2016, 215 en 2017 y 246,8 millones de euros en 2018, y un remanente de tesorería para gastos generales de 401 millones en 2016, 508, en 2017 y 578 millones en 2018.

Los gastos pendientes de aplicar al presupuesto han ido mejorando; a 31 de diciembre de 2018 presentan la cifra más baja de los tres ejercicios, pasando de 39,9 millones de euros en 2016, a 11,9 millones de euro en 2018, principalmente, por la reducción paulatina de este saldo en el Ayuntamiento de Zaragoza que, no obstante, sigue presentando la suma más elevada de entre los municipios de Aragón, por un importe de 4,8 millones de euros en 2018.

El endeudamiento medio por habitante también presenta una senda descendente, pasando de 600 euros en 2016 a 582 euros en 2018.

En relación con la información sobre contratación pública, el informe refleja que en los ejercicios auditados alrededor del 70% de las entidades locales suministraron esta información al órgano fiscalizador, un porcentaje que el presidente de la Cámara de Cuentas ha calificado de “mejorable” porque el objetivo es alcanzar el 100%. En 2018, el número total de contratos contenidos en la información suministrada ascendió a 27.604 por un importe de 251 millones de euros, más del 90% fueron contratos menores.

En 2018, 59 entidades locales comunicaron a la Cámara información sobre acuerdos de gastos contrarios al criterio del interventor, por un importe de 24,7 millones de euros, la mayoría correspondientes al ámbito de las compras públicas. “Los acuerdos contrarios a los reparos de los interventores nos singuen pareciendo mucho” ha indicado Alfonso Peña al igual que ha considerado “un número a mejorar” los acuerdos adoptados sin el trámite preceptivo de fiscalización previa, por un importe de 75 millones de euros, en 2018. Al respecto, el presidente del órgano fiscalizador ha informado sobre la elaboración de un trabajo específico de fiscalización “para profundizar en las razones que explican esta anomalía de la gestión municipal”.

Preguntado en rueda de prensa por la incidencia de la Covid-19 en las cuentas de las entidades locales, Alfonso Peña ha afirmado que “la crisis sanitaria y social va a tener un impacto indudable en las cuentas, aunque todavía es prematuro saber cómo va a ser” e igualmente ha recordado que todavía no están cerrados los mecanismos de financiación para que los Ayuntamientos puedan atender los gastos extraordinarios.

Los informes de la Cámara de Cuentas de Aragón recogen varias recomendaciones a las entidades locales, entre ellas, la elaboración y aprobación de los presupuestos en el plazo legal. En 2018, únicamente lo hicieron el 33%. También recomienda mayor cooperación y asistencia por parte de las diputaciones provinciales y la Dirección General de Administración Local a las entidades para que todas puedan cumplir con la rendición de cuentas, así como la depuración de ingresos de difícil cobro de manera que los presupuestos reflejen la realidad de la situación económico-financiera y dotar adecuadamente las provisiones para atender insolvencias.

Más información: documento de presentación de los Informes ante la ponencia