Peña destaca en las Cortes que los presupuestos del SALUD antes de la pandemia ya presentaban debilidades y opina que existe margen de mejora en las compras de medicamentos

Imagen: Cortes de Aragón

El presidente de la Cámara de Cuentas de Aragón, Alfonso Peña, ha manifestado esta mañana en las Cortes de Aragón que “los presupuestos del Servicio Aragonés de la Salud, antes de la pandemia, ya presentaban debilidades para hacer frente a un desafío como el que tenemos que abordar”. En este sentido, ha añadido que, “aunque el crecimiento observado para 2021 es muy significativo, debemos tener presentes los problemas de tensión presupuestaria arrastrados desde la transferencia de la competencia y la crisis económica de 2008”. Alfonso Peña ha dicho que a medio plazo siempre habrá tensiones en este presupuesto, entre otras causas, porque la demanda en sanidad tiende a ser superior a la oferta y siempre habrá presiones para incluir nuevas prestaciones en ámbitos hasta ahora no cubiertos, como la salud bucodental.

Peña ha realizado estas declaraciones hoy durante su intervención en la Ponencia de relaciones con la Cámara de Cuentas a propósito del Informe de fiscalización del Servicio Aragonés de Salud 2017, en la que ha comparecido acompañado del vicepresidente de la Cámara y responsable del Informe, Luis Rufas.

En relación con este trabajo, Peña ha indicado que las cuentas del SALUD 2017 tienen una opinión de auditoría favorable si bien “esta no es limpia completamente porque hemos identificado salvedades e incumplimientos”. Entre los incumplimientos de legalidad, se ha referido al procedimiento de compra de los productos de la farmacia hospitalaria e implantes que, en el ejercicio auditado, revelaron 182 millones y 16,6 millones, respectivamente, de gasto sin seguir el procedimiento de contratación ni contrato. Al respecto, ha señalado que la Comunidad Autónoma ha hecho avances y en 2019 adjudicó un contrato marco que permite normalizar las compras de medicamentos que tienen derechos exclusivos. No obstante, el presidente de la Cámara ha insistido que “existe margen de mejora y es urgente seguir esforzándose”. En este sentido, ha citado un informe de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREF) titulado “Gasto hospitalario del Sistema Nacional de Salud: Farmacia e Inversión en bienes de equipo” que refleja que, en 2018, sólo el 10% de las compras de medicamentos en Aragón estaban ajustadas a la Ley de contratos.  Alfonso Peña ha instado a dedicar recursos humanos suficientes y cualificados a esta tarea para ganar en transparencia y eficiencia.

El consejero responsable del Informe, Luis Rufas, también ha insistido en la insuficiencia presupuestaria del SALUD y en las consiguientes y necesarias modificaciones presupuestarias, algunas, tramitadas fuera del ejercicio 2017 cuando ya se había ejecutado el gasto. En respuesta a los Grupos Parlamentarios, que se han referido al gasto de 15 millones de euros para hacer frente a los intereses de demora por retrasos en el pago a proveedores, Rufas ha explicado que es la consecuencia de ir acumulando retrasos en el pago año tras año. También se ha referido a la complejidad de las nóminas del personal estatutario debido al elevado número de conceptos retributivos.