Presentación en las Cortes del Informe sobre la actividad de la sociedad pública Suma Teruel 2016-2018

Imagen: Cortes de Aragón

El presidente de la Cámara de Cuentas de Aragón, Alfonso Peña, ha advertido esta mañana en las Cortes, con motivo de la presentación del Informe sobre las líneas de apoyo financiero y concesión de préstamos a empresas por parte de la Sociedad Pública SUMA Teruel (2016-2018, que habrá que estar atentos a la gestión de la línea específica de financiación abierta por SUMA Teruel para atender la necesidad de financiación de las empresas provocada por la crisis del Covid-19 ante el riesgo de impagos que, como ya se vio con motivo de la crisis de 2008, aumenta en época de crisis. Al cierre del ejercicio 2018, los impagos acumulados por Suma  ascendían a 9,86 millones de euros, el 32% del total concedido.

Por otro lado, en respuesta a las consideraciones de los portavoces parlamentarios a propósito de la duplicidad en el objeto de la actividad señalada en el Informe entre SUMA Teruel y SODIAR, Alfonso Peña ha expresado que “no es misión de la Cámara de Cuentas decidir si hay que suprimir SUMA o no; es una valoración que tienen que hacer los grupos con los datos aportados en el informe”. En este sentido, Peña ha recordado que, en 2018, SUMA tuvo unos costes derivados de su actividad de 700.000 euros y unos ingresos de 1,8 millones de euros. Otros datos aportados por el presidente de la Cámara revelan que, desde su constitución en 2007 y hasta y 2018, la sociedad concedió 155 préstamos, correspondientes a 145 solicitudes (algunas incluyen varios préstamos) de las 275 presentadas, por un importe de 30 millones de euros. Por sectores de actividad, 9 millones de euros se prestaron a empresas del sector primario y agroalimentario, 11 millones a empresas del sector de la industria y la construcción y 10 millones a empresas del sector servicios. Por comarcas, las más beneficiada fue la comarca Comunidad de Teruel (26% del total), seguida del Bajo Aragón (13% del total).

Por su parte y, entre otros aspectos, el vicepresidente de la Cámara y responsable del Informe, Luis Rufas, se ha detenido en el incumplimiento de las obligaciones de publicidad y transparencia por parte de SUMA que, como señala el Informe, no recoge información en su web sobre los préstamos concedidos  (importes, objetivo o finalidad, beneficiarios, fecha de concesión, etc.), así como en las debilidades de control interno que impiden un seguimiento de los préstamos y de su rentabilidad.

SUMA Teruel es una sociedad pública (por estar en manos del sector público el 66 % de su capital social, a partes iguales, entre el Estado y la Comunidad Autónoma de Aragón), constituida en 2007 y adscrita al sector público aragonés. Su actividad en el periodo fiscalizado ha consistido en la concesión de préstamos para el fomento y dinamización de la actividad empresarial en la provincia de Teruel, como órgano ejecutor del Fondo de Inversiones de Teruel (FITE).

Los trabajos de auditoría realizados permiten concluir que la gestión de las líneas de apoyo financiero y concesión de préstamos a empresas por parte de SUMA Teruel en el periodo fiscalizado resulta conforme, en todos los aspectos significativos, con la normativa aplicable a la gestión de los fondos públicos. No obstante esta opinión favorable, la fiscalización ha revelado incidencias que el informe detalla en dieciséis conclusiones, la primera de las cuales, señala duplicidades con la Sociedad para el Desarrollo Industrial de Aragón, S.A (SODIAR), con fines similares. Otra de las conclusiones evidencia debilidades de control interno, como la imposibilidad de realizar un seguimiento informático de los préstamos, más allá del registro de la solicitud, o la falta de detalle sobre la rentabilidad mínima esperada de las inversiones.

Por otro lado, hasta el convenio del FITE de 2019 no estaba regulada la reinversión de los fondos recuperados por SUMA Teruel, por lo que las nuevas operaciones con cargo a estos fondos recuperados quedaban fuera del control de los órganos encargados de la gestión del Fondo de Teruel

El Informe presenta varias recomendaciones, entre ellas mayor claridad y detalle en los informes de los proyectos sometidos a examen, así como reforzar los controles de viabilidad para  reducir, en lo posible, las tasas de morosidad.  También se recomienda a SUMA Teruel realizar informes de seguimiento periódicos que acrediten que las empresas receptoras de los fondos ejecutan las inversiones previstas, así como una mejora de sus sistemas de información y archivo que permita la trazabilidad de los expedientes de préstamo y el tratamiento de datos.